El embajador de España en China, Eugenio Bregolat, durante la presentación.

El trabajo es obra del catedrático emérito de Geografía y colaborador de la revista Ábaco Eduardo Martínez de Pisón y del deportista y empresario Ricard Tomás, quien lleva más de 20 años viviendo en Shanghai.

Más de dos años de trabajo ha llevado poder presentar hoy en el Instituto Cervantes de Pekín el libro y el documental «Más allá del Everest», en el que se viaja a las montañas más ocultas y menos exploradas de Asia.

«Mostramos lugares muy desconocidos por los españoles, pero también por los asiáticos, e incluso por los propios chinos», explica Ricard Tomás. Y es que sólo unos pocos misioneros y alpinistas ingleses han explorado, y en algunos casos escrito, estos rincones antes.

Para los autores había un vacío claro sobre este territorio, ya que la mayoría de viajeros que vienen a China visitan la costa este, donde se encuentran las ciudades más turísticas como Pekín, Shanghai o Hangzhou, pero lo más al este que se adentran es a Xian, para ver los Guerreros de Terracota. Sin embargo, en muy pocas ocasiones se desplazan más al oeste, a territorios como Xinjiang, Chengdu o Tíbet.

Los autores con el Embajador de España en China, Eugenio Bregolat.

«Ahí es donde hay poca gente cuando se hace turismo, donde se puede ver la inmensidad de China, donde se puede experimentar incluso la soledad», explica Tomás.

Para ambos resulta curiosa la imagen que se tiene en España de China, donde sólo parece que hay muchísima gente visitando los monumentos más famosos. Así lo amparaban las imágenes que dieron la vuelta al mundo de los tramos de la Gran Muralla más próximos a Pekín con riadas de gente durante las vacaciones del pasado 1 de octubre.

Es en la propia Gran Muralla donde se puede ver que viajar en China puede ser una experiencia totalmente diferente, ya que en unos tramos nos encontramos solos y en otros no entra una alfiler.

«De los viajes nunca se regresa, el alma siempre queda recogida en aquel lugar», señala Martínez de Pisón, quien viajó a China por primera vez en 1986.

El libro ha sido publicado por Desnivel en España en colaboración con la empresa de viajes «China, Tierra de Aventura», la primera agencia de viajes de aventura española con sede permanente en la ciudad de Xining, en la provincia china de Qinghai.

Martínez de Pisón con una copia del libro Más allá del Everest durante la presentación.

Este libro de viajes pretende abrir la puerta a las cordilleras escondidas de Asia, donde viven varias minorías étnicas como los golok (uno de los pueblos tibetanos en el que más se han mantenido las costumbres ancestrales), los naxi (con unos 300.000 habitantes en la ciudad de Lijiang en la provincia de Yunnan) y los khampa (pobladores del territorio Kham).

Según los exploradores «durante mucho tiempo los occidentales no recorrieron ni cartografiaron las más remotas regiones de Asia, salvo en lugares y por itinerarios muy específicos, por lo que la geografía de aquellos territorios más apartados era opaca, silenciosa o basada en esas referencias con más adscripciones a la leyenda que a la realidad».

En concreto, las montañas que visitan en el recorrido son cuatro, que en su día fueron consideradas más altas que el propio Everest. Se trata de el Amne Machen (6.282 metros), el Meili (6.840), el Nevado del Dragón de Jade (5.596) y el Minya Konka (7.556). Todas ellas situadas en el límite de las provincias de chinas de Sichuan, Qinhai, Yunnan y Tíbet.

Uno de los capítulos está escrito por Joaquín Pallás y muchas de las fotografías fueron tomadas por Sebastián Álvaro. Además, el prólogo corre a cargo del Embajador de España en China, Eugenio Bregolat, quien estuvo presente en la presentación.

«Formaron un equipo con unos pies que arrastraban la mete y una mente que arrastraba los pies», destacó Bregolat, para quien los autores han recorrido un territorio donde no hay ni rastro de ser humano, ya que el mismo pudo comprobarlo en un viaje en avión en el año 1990 entre Chengdu y Lhasa, en el que no podía dejar de estar pegado a la ventana del avión y contemplar la belleza de las montañas.

Por su parte, el documental, que fue emitido durante la presentación en el salón de actos del Cervantes, está dirigido por Javier Álvaro Palomares y realizado por David Pérez Gutiérrez.

Texto y fotos:  Rita Álvarez Tudela
Pekín (China)